Todos los capítulos de manhuas, manhwas, mangas y etc., se están subiendo a un nuevo lector. 
Esto tardará unos días ya que son muchos capítulos, por favor esperen pacientemente. –PrinceScans

sábado, 3 de diciembre de 2016

LCS - Extra 8: “Cometiendo un error"

Neo y Chasel
Por: J.U.

Sugiero leer esta historia antes de comenzar con el libro 6 de LCS. Vuelve la historia mucho más interesante. Todo capítulo con Neo vuelve a la historia más interesante.
-Ishtar

Extra 7 ▌Lista de Capítulos ▌Extra 9►

Novela original en chino por: 御我 (Yu Wo)
⸶La Leyenda del Caballero Sol⸷
Historias Extra del Blog

 Historia Extra 8:

"Cometiendo un error"



Al principio, él quería convertirse en el Caballero Juicio con la esperanza de compensar el error que casi comete.
Cuando su maestro le preguntó por qué quería tomar la posición del Caballero Juicio, él había pensado que era porque quería asegurarse de que los criminales no tuvieran la oportunidad de cometer un segundo error.
Al final, comprendió que el prerrequisito para asegurarse de que los criminales nunca tengan la oportunidad de cometer un segundo error era que él mismo nunca podía cometer un error… El precio por un error suyo probablemente le cueste la vida a un inocente, destruya una familia, o cause un daño mucho peor.
El Caballero Juicio no tenía el derecho de cometer errores.

▼♦♦♦♦♦♦♦♦▼
Leithe Lusen se concentraba mientras abanicaba su daga hacia el maniquí de madera. Él era muy joven y todavía no podía levantar una espada de verdad, pero su habilidad con las dagas era tan buena que incluso los adultos que portaban espadas no se atrevían a subestimarlo.
En realidad, actualmente ningún hombre en la familia Lusen se atrevía a aceptar un duelo de Leithe. La mayoría eran caballeros o tenían otra profesión que practicaba con la espada. Así que perder contra un niño de doce años sería muy humillante, y no tenían la confianza de que pudieran ganar contra Leithe.
Phil Lusen también era uno de los hombres que no se atrevía a aceptar el duelo de su sobrino; pero no se sentía humillado ni celoso de su sobrino, ya que solo era su sobrino en nombre y en la realidad él era como su propio hijo.
Grandioso talento innato, un comportamiento serio, y la tragedia de haber perdido a ambos padres fueron los determinantes que crearon al Leithe Lusen del presente.
En unos años más, Leithe definitivamente se convertiría en un caballero formidable.
Sin embargo, Phil creía que Leithe preferiría ser una persona promedio el resto de su vida en lugar de haber perdido a ambos padres de esa forma tan trágica.

«Escuché que esa persona era sospechosa de haber cometido varios robos y homicidios, pero no había evidencia así que lo liberaron.»
«¡Ah! Si no lo hubieran liberado mi hermano mayor y mi cuñada no habrían… ¿Han encontrado al asesino?»
«Sigue fugitivo, pero escuché que el Caballero Juicio está muy furioso. Ha enviado a varios caballeros santos, quienes cazarán al criminal que ha escapado. También están recolectando evidencia, con la esperanza de darle la pena de muerte y ponerlo en la horca después de su captura.»
«¿Para qué necesitan “recolectar evidencia”? ¡Deberían enviarlo a la horca de inmediato!»
«No digas eso, sabes que no pueden mandar a la gente a la horca sin razón…»

“Leithe.”
Leithe dejó de agitar su cuchillo, y se dio la vuelta para mirar a Phil, su tío. Aunque su tío le había aclarado que podía llamarlo padre, sabía que él nunca lo llamaría así. Sus verdaderos padre y madre ya habían fallecido. Y nadie podría ocupar sus lugares.
“Leithe, estarás feliz cuando escuches esto.” Phil sonrió y dijo, “¡Por fin vengarán a tus padres! Atraparon al ladrón hace unos días, y lo pondrán en la horca hoy. ¿Por qué no vamos al campo de ejecuciones para ver la ejecución? Pero no le digas a tu tía, ella no quiere ir.”
¿Ahorcarán al criminal que mató a mis padres? Leithe estaba pasmado, pero no sentía nada de felicidad. De hecho, sin saber qué hacer, se dio la vuelta y comenzó a correr.
“¿Leithe? ¿A dónde vas? ¡Leithe!”
▼♦♦♦♦♦♦♦♦▼
Cuando debieron enviarlo a la horca, no lo hicieron, y por culpa de eso mis padres murieron. Si ahora lo ahorcan, ¿contra quién se supone que debo vengarme?
Enfurecido, Leithe corrió a la Iglesia de la Diosa de la Luz, la expresión en su rostro estaba llena de odio. Incluso tenía una daga en su cintura, pero sorprendentemente los caballeros santos en la puerta no le prohibieron la entrada, y le permitieron invadir la iglesia.
No fue hasta que entró a la Iglesia de la Diosa de la Luz, al ver que varios caballeros frecuentemente pasaban por su lado y sus pasos se hacían más y más lentos, que finalmente despertó, se sorprendió al ver que temerariamente se había metido dentro de la iglesia sin ninguna dificultad. ¿Por qué ninguno de los guardias en la puerta me detuvo?
“¿Estás perdido?”
Leithe saltó sorprendido, se dio la vuelta para ver a un caballero santo que se paró para mirarlo. Ya que esta persona tenía una sonrisa en su rostro y no parecía que le fuera hacer daño, Leithe rápidamente asintió y respondió, “Sí.”
“Ven aquí.” El caballero santo lo llevó hacia una ventana y le señaló algo afuera. “Deberías ir para allá. ¿Ves a esas personas?”
Curioso, Leithe miró por la ventana. Había una plaza pequeña llena de niños que parecían tener la misma edad que él.
Por un momento estaba confundido. Sin embargo, inmediatamente recordó que su tío había mencionado que el Templo Sagrado estaba actualmente seleccionando a la siguiente generación de los Doce Caballeros Santos. Su tío incluso le había preguntado si quería participar en la selección. En ese momento, su corazón estaba lleno de sed de venganza, así que no tenía ningún interés en la selección.
Con razón los guardias no me detuvieron. Probablemente pensaron que soy un participante de la selección.
“Si quieres ir al baño, está doblando la esquina de por allá.”
Leithe dejó de mirar por la ventana y giró su cabeza. El caballero santo sonrió y dijo susurrando, “Si solo tienes curiosidad y estás dando un vistazo al lugar, eso también está bien, pero no vayas muy adentro. En la parte interna del templo es donde se encuentran los dormitorios de los Doce Capitanes de los Caballero Santos. ¡Esa es área restringida!”
Al escuchar sobre los dormitorios de los Doce Caballeros Santos, Leithe muy calmado y tranquilo preguntó, “¿Dónde se encuentra la parte interna del templo a donde se supone que no debo ir? Me temo que podría ir allí accidentalmente.”
Sin ninguna sospecha, el caballero santo apuntó la dirección.
Leithe asintió, indicando que comprendía. Sin embargo, cuando el caballero santo se fue, él inmediatamente se dirigió hacia esa dirección a la que se supone no debería ir. Ni siquiera tuvo que caminar mucho antes de pasar por una puerta arqueada y la apariencia de los pasillos cambió. Comparado con la apariencia majestuosa del exterior, el interior era más simple.
Leithe bajó la velocidad de sus pasos, cuidadosamente miró a todos lados. Él sabía que no debería estar ahí, definitivamente lo echarían.
Estaba seguro de que no había nadie en los pasillos, probablemente porque todavía era de día. ¡Los caballeros santos deben estar realizando sus deberes afuera! Leithe dedujo.
¡Alguien viene! Rápidamente, Leithe dio la vuelta en la esquina del pasillo, y furtivamente sacó su cabeza para mirar. Había una persona parada al lado de la ventana, mirando hacia afuera. Con túnicas negras que cubrían todo su cuerpo, largo cabello negro que le llegaba hasta la cintura; la figura que se apreciaba por detrás era una cubierta de oscuridad completa.
Cabello negro, túnicas negras… ¡El Caballero Juicio!
Él es la persona que dejó en libertad a ese criminal, lo cual resultó en la muerte de mis padres… ¡Él también es un asesino!
Leithe apretó la daga en su cintura, calmadamente miró de izquierda a derecha, asegurándose de que nadie esté a la vista.
Generalmente, la mayoría de las personas no tienen cautela de los niños, además la selección se está llevando a cabo justo ahora. Lo más probable es que el Caballero Juicio piense que también soy un participante. Si pretendo que me he perdido, y luego tomo la oportunidad para atacar cuando esté cerca, podría tener éxito…
Aunque solo era un niño de doce años, su concentración siempre había sido mejor que la de la gente normal. Él había practicado esgrima desde muy joven, y había sufrido la catástrofe de perder a ambos padres, así que desde hace mucho tiempo Leithe había desarrollado un comportamiento calmado y lógico que asustaba a otros.
Escondió la daga detrás de él, se pinchó los párpados para forzar sus lágrimas, puso una expresión asustada en su rostro, y estaba a punto de salir…
“¡Chasel!”
Leithe rápidamente se escondió de nuevo.
“¿Qué pasa contigo últimamente? Todos están nerviosos y vinieron a decirme que estás muy furioso, y que quieren que yo me encargue. De todos modos, ¿por qué estás molesto? Si alguien te ha provocado, ¿por qué no solo lo matas y ya?”
Leithe furtivamente sacó su cabeza y vio a un hombre de ojos azules y cabello dorado. El hombre también llevaba puesto un traje blanco de caballero con bordados dorados en los bordes, y tenía una espada dorada en su cintura. Con esos rasgos tan llamativos, incluso cuando nunca ha visto en persona a este hombre, aun así él sabía quién era: El líder de los Doce Caballeros Santos, el Caballero Sol.
El Caballero Juicio quien respondió al nombre de Chasel se dio la vuelta, y tenía el ceño fruncido. Fríamente dijo, “¡Entonces deberías matarme, Neo!”
Los dos, el Caballero Sol, Neo, y Leithe, quien estaba escondido detrás del muro, saltaron sorprendidos. Esta vez, era el turno de Neo de fruncir el ceño. Preguntó, “¿De qué estás hablando? ¿Por qué me dices que te mate así de la nada?”
“¿No acabas de preguntarme contra quién estoy furioso, e incluso me sugeriste que lo matara?” Chasel dijo sin ninguna emoción, “Estoy furioso conmigo mismo.”
Neo dejó de fruncir el ceño y preguntó comprendiendo, “¿Esto tiene que ver con el caso de hoy, sobre el criminal que será puesto en la horca?”
Con su corazón latiendo fuertemente, Leithe se apresuró en concentrar su mirada en el Caballero Juicio, Chasel. Esta persona seguía con el ceño fruncido muy profundamente, y asintió con la cabeza.
“Si ya han capturado a la persona, y han resuelto la situación, ¿por qué estás molesto?” Neo abruptamente dejó de hablar y luego dijo un poco extrañado, “Espera, ¿acaso no siempre vas a ver las ejecuciones? Incluso me dijiste antes que como tú eras quien los sentenciaba a muerte, es como si tú los estuvieras matando, así que por lo menos debías ir a ver sus últimos momentos o algo así.”
“Tengo miedo de ver la ejecución.”
Pasmado, Neo preguntó, “¿Crees que hay algún problema con la sentencia del criminal?”
Al escuchar eso, Leithe, quien estaba escondido en un lado, con mucho odio sacó la daga de su espalda.
Sin embargo, Chasel sacudió su cabeza y dijo, “Ese criminal se merece su sentencia. A lo que tengo miedo es encarar a la víctima. El marido y la mujer que él asesinó dejaron a un niño huérfano. El niño solo tiene un poco más de diez años; lo más probable es que tenga la misma edad que esos niños que están ahí afuera en la plaza en este momento, ¿verdad?”
Después de que dijera eso, giró su cabeza para ver por la ventana de nuevo. Neo no era bueno consolando personas; cuando se encontraba en esa clase de situación, no sabía qué decir para animar a la otra persona.
Ver al Caballero Juicio revelar una expresión llena de tanta angustia, Leithe de repente se dio cuenta de que él no era tan insensible y frío de corazón como los rumores decían que era… ¿Así que incluso el Caballero Juicio puede sentir arrepentimiento por haber liberado a un criminal por error?
“La Diosa de la Luz ha confiado al Caballero Juicio la tarea de disciplinar a los criminales con el fin de proteger al inocente, pero lo que en verdad es difícil no es disciplinar a los criminales, sino juzgar quién es culpable y quién es inocente. Cuando se lleva a cabo la pena de muerte, ya no hay marcha atrás para reconsiderar, así que nunca tomé a la ligera la pena de muerte… Pero ser tan cuidadoso con ella ha causado muchas más muertes.”
Neo frunció el ceño un poco y dijo, “Chasel, es imposible que los humanos nunca comentan errores.”
*Clang-cling*
“¡¿Quién anda ahí?!”
Neo se dio la vuelta. Al mismo tiempo, ya había desenvainado la Sagrada Espada del Sol que colgaba de su cintura. Con la espada en mano se puso en modo de alerta, mirando a la daga que estaba en el piso por la esquina del pasillo. Justo cuando estaba comenzando a sentirse confundido, vio a un niño salir lentamente de la esquina.
No había pensado que se tratara de un niño. Neo lo miró en blanco. No importa cuáles fueran las circunstancias, no podía pelear contra un niño, y el niño ya había hecho caer la daga al piso, así que estaba completamente desarmado e indefenso.
Chasel puso su mano sobre el mango de la espada de Neo, con un tono que sonaba a regaño dijo, “No asustes al niño.”
Neo dijo un “tsk” y simplemente guardó su espada.
Chasel caminó unos pasos, puso su mejor esfuerzo para suavizar su tono mientras preguntaba, “Niño, ¿por qué has venido aquí?”
“Yo-yo…” Después de tartamudear por un buen rato, de repente dijo fuertemente, “¡Quiero inscribirme para la selección del Caballero Juicio!”
“¿Inscribirte para la selección?” Neo dijo bruscamente, “¡Las inscripciones terminaron ayer!”
Sin embargo, Chasel agitó su mano para evitar que su compañero siga diciendo cosas, y luego preguntó, “¿Cuál es tu nombre? ¿Sabes cómo usar la espada?”
“Leithe Lusen.” Leithe asintió su cabeza con mucha energía y dijo, “¡Sé cómo usar la espada!”
En ese momento, Neo midió al niño de pies a cabeza con mucha curiosidad. “¡Cabello negro, ojos negros, tu apariencia pasa la prueba! Pero el trabajo del Caballero Juicio es muy difícil, tienes que amordazar a los criminales en los muros y azotarlos hasta romperles la piel. ¿No te da miedo?”
Al escuchar eso, el rostro de Leithe inmediatamente se puso pálido.
“¡Neo! ¡No asustes al niño!” Chasel le lanzó una mirada enojada a su compañero y continuó preguntando a Leithe, “¿Tienes el permiso de tus padres para entrar en la selección?”
Leithe bajó su cabeza mientras decía, “No tengo padres. Solo tengo a mi tío.”
“¿Y tu tío sabe sobre esto?”
Después de dudar por un momento, Leithe sacudió su cabeza.
Al ver eso, Chasel frunció el ceño.
Neo deliberadamente dijo, “El periodo de inscripciones ya ha terminado. No estás pensando en romper las reglas solo por él, ¿o sí? ¿Acaso esto es algo que el Caballero Juicio que siempre se apega a la ley deba hacer?”
Al escuchar eso, Chasel giró sus ojos ante él. Neo solo se rio, ya que solo estaba bromeando. Hasta el momento, todos los niños que se habían inscrito para la selección del Caballero Juicio eran indisciplinados y malcriados. Que Chasel quiera ampliar sus opciones un poquito era algo natural. Al menos este niño frente a él daba una muy buena primera impresión.
Chasel bajó su cabeza para ver al niño. Aunque sabía que el periodo de inscripción ya había acabado, aunque sabía que ser el Caballero Juicio era un trabajo arduo y malagradecido, y aunque sabía que el niño no haya alcanzado el periodo de inscripciones probablemente sea más una bendición que mala suerte, él…
En ese instante, Leithe abruptamente reveló una expresión determinada. Bajó su cabeza formando una reverencia de un ángulo de noventa grados mientras decía fuertemente, “¡Caballero Juicio, lo siento!”
Sorprendido, Chasel miró al niño que actualmente le hacía una reverencia de noventa grados. Se puso de cuclillas para poder ver al niño a los ojos pero se dio cuenta de que el niño miraba a otro lado, con miedo de encontrar sus ojos. Levantó su mano para palmear la cabeza del niño. Consolándolo dijo, “No tengas miedo, no te voy a lastimar. Dime, ¿por qué te estás disculpando?”
Leithe se sintió peor, pero no dejó que ninguna lágrima cayera de sus ojos. Solo podía repetir continuamente, “Lo…siento. ¡Realmente lo siento!”
Al ver esto, Chasel no sabía qué hacer. Solo podía agarrar la mano del niño. “Vamos. Vayamos a buscar a tu tío para ver si está dispuesto a dejar que te inscribas.”
“¡Mi tío está dispuesto!” Leithe rápidamente dijo, “Antes me preguntó si quería inscribirme.” Aunque dijo eso, aquella vez su tío parecía haber dicho algo sobre entrar a la selección para el Caballero Sol o algún otro caballero, pero él no recordaba muy bien. Aun así, entrar a la selección para el Caballero Juicio también debe estar bien, ¿verdad?
“No importa, al menos tenemos que preguntarle.”
“Está bien.” Leithe era muy obediente y asintió.
Después de despedirse de Neo, Chasel llevó al niño de la mano y dijo, “Vamos.”
“Está bien.”
Neo miró como los dos se marchaban. El mayor y el menor, ambos con una cabellera completamente negra, prácticamente lucían como padre e hijo. Se rio un poco y murmuró, “¿Leithe Lusen? ¿No creen que ya debemos llamarlo Leithe Juicio de una vez?”
▼♦♦♦♦♦♦♦♦▼
Creus escuchaba la historia mientras comía sus galletas de arándano. Cuando Leithe llegó a esta parte de la historia, le preguntó confundido, “¿Tu tío de verdad dejó que entraras a la selección para el Caballero Juicio? Recuerdo que todos los niños que eran parte de la selección del Caballero Juicio no eran buenos…”
Impotente Leithe dijo, “Cuando mi tío escuchó que quería entrar a la selección del Caballero Juicio, inmediatamente gritó que me iba a desahuciar de la familia. Mi tía estaba tan pasmada que se desmayó… Pero al final, aceptaron e incluso me llevaron para que participe en todas las pruebas.”
Creus levantó sus cejas, no creyendo nada de lo que dijo Leithe.
“…Pero, cada vez que pasaba una de las pruebas, lloraban amargamente por tres días.”
“¿Y qué pasó cuando fuiste elegido?”
“… Lloraron por casi un mes…”
▼♦♦♦Fin♦♦♦▼


Traducido al español por: Ishtar



Extra 7 ▌Lista de Capítulos ▌Extra 9


6 comentarios:

  1. Entonces al final el antiguo juicio no se dio cuenta el era culpa suya de q leith sea huerfano...y ademas sol tambien era huerfano sera solo coincidencia o yu wo trama algo...

    ResponderEliminar
  2. Tiene buenos tíos, pero son algo dramáticos...

    ResponderEliminar
  3. interesante
    gracias por el capítulo

    ResponderEliminar